El Principio de Precaución

En la Unión Europea, a la hora de permitir la comercialización de un producto o grupo de productos, se aplica en Principio de Precaución. Consultando la wikipedia, se puede encontrar la siguiente definición:

“El principio de precaución o principio precautorio es un concepto que respalda la adopción de medidas protectoras ante las sospechas fundadas de que ciertos productos o tecnologías crean un riesgo grave para la salud pública o el medio ambiente, pero sin que se cuente todavía con una prueba científica definitiva de tal riesgo.”

Dicho así, parece algo muy sensato. Si sospechamos que algo es peligroso, no se comercializa, o se hace con limitaciones. Pero ¿qué son sospechas fundadas? ¿Qué es un riesgo grave para la salud? ¿Quién lo determina? Para responder estas preguntas, tenemos que ir a la resolución de Niza:

“Mediante resolución tomada por el Consejo Europeo en diciembre del 2000 en Niza, los estados miembro de la Unión Europea precisaron el principio de precaución. Cuando una evaluación pluridisciplinaria, contradictoria, independiente y transparente, realizada sobre la base de datos disponibles, no permite concluir con certeza sobre un cierto nivel de riesgo, entonces las medidas de gestión del riesgo deben ser tomadas sobre la base de una apreciación política que determine el nivel de protección buscado.”

Es decir, al final es una pura decisión política que suele depender de las presiones ejercidas, ya que esas presiones suelen traducirse en votos ganados o perdidos.

Nunca podremos tener garantías de que un producto es absolutamente seguro. Y menos aún, que lo es para todos los consumidores. Las nueces parecen ser un alimento con excelentes propiedades. A menos que se sea alérgico, en cuyo caso, puede resultar un veneno mortal. Pero, además, siempre es posible encontrar más adelante que alguno de sus componentes es cancerígeno. Aplicando el Principio de Precaución con rigor, deberíamos prohibir las nueces. ¡Por si acaso!

Pero eso no tiene ningún sentido, porque si usamos ese mismo rigor con todos los alimentos no podríamos comer.

Así es que hay que usar el Principio con cierta prudencia. Cosa que no ocurre, en absoluto, en la Unión Europea.

Por ejemplo, no existe ninguna evidencia científica sobre riesgo alguno derivado del consumo de productos transgénicos. Sin embargo, su comercialización está fuertemente restringida en la Unión Europea. ¿Por qué? Pues por la presión del lobby ecologista encabezado por Greenpeace. Los productos transgénicos llevan años, test tras test, análisis tras análisis, demostrando su inocuidad. Los diabéticos usan insulina transgénica, nos ponemos pantalones vaqueros confeccionados con algodón transgénico, bebemos cerveza elaborada con transgénicos o comemos queso manufacturado a partir de productos transgénicos. ¡Y nunca ha pasado nada! Tal vez, porque no lo sabemos y no es posible que actúe el efecto nocebo.

Sin embargo, es absolutamente evidente que el tabaco es perjudicial para la salud, pero las únicas restricciones en su comercialización (no hablamos de restricciones de uso) se reducen a la prohibición de hacer publicidad y a colocar avisos en las cajetillas. Y lo mismo cabría decir de las bebidas alcohólicas. Y  nuevamente las restricciones se reducen a la publicidad y a la venta a menores de edad.

¿Por qué? Pues porque ningún gobernante se atrevería a prohibir el tabaco o las bebidas alcohólicas. Sería su suicidio político.

Pero hay casos aún más incomprensibles. En el pasado (no demasiado lejano) ha habido intoxicaciones (con fallecimientos incluidos) debidas a productos procedentes de la agricultura ecológica. Pero estos productos están de moda. Muchas personas creen, falsamente, que son más saludables o más sabrosos. Por eso, la Unión Europea tampoco impone ninguna restricción a su comercialización. Más aún, los productos ecológicos pasan menos controles sanitarios que los derivados de la agricultura convencional, habiendo mucho más riesgo en su consumo. ¿Por qué? Pues por el mismo motivo. Ningún político se atrevería a poner trabas que aumentaran el ya injustificadamente alto precio de los productos ecológicos poniéndose en contra a la opinión pública.

Por eso, es urgente que la Unión Europea abandone el Principio de Precaución y lo sustituya por un comité científico que la asesore y le ayude a tomar decisiones con sentido, y no movidas por el populismo.

Pero no parece que sea eso lo que vaya a suceder. En lugar de apostar por la Ciencia, la Unión Europea ha eliminado recientemente el cargo de asesor científico debido a la presión de Greenpeace.

La pregunta entonces es: ¿Por qué a una organización ecologista le molesta la Ciencia?

© Nacho Sendón. Alicante, 13 de septiembre de 2015

8 comentarios


  1. Me ha parecido muy interesante el ejemplo del tabaco. El tabaco, como todos debemos saber, es puro veneno. Me parece increíble que no sólo no lo hayan prohibido, si no que tardaron años en siquiera advertir de sus efectos nocivos.¿Como no ha ocurrido lo mismo con otros productos?¿Por qué hay tanto rechazo hacia los productos transgénicos?
    Claro, hasta leer este artículo no habia pensado que a ciertos grupos les beneficia la venta de productos ecológicos ya que son mucho más caros. La publicidad, tan sutilmente, nos ha metido en la cabeza que Greenpeace es perfecto, y estos a su vez nos han hecho creer que los productos ecologicos son mejores.

    Luego a parte está la creencia que todo lo tradicional es mejor. Es comprensible este pensamiento en una gran cantidad de personas ya que el ser humano, por naturaleza, teme a los cambios. Sólo la educación de las personas puede producir y abrir la mente. Cuando esto ocurra creo que la ciencia avanzará a una mayor velocidad, sin tantas dificultades económicas y con mayor aceptación social.

    PD: Con el desarollo de la ciencia nos aproximamos cada vez más a la creacion de la inteligencia artificial. Este es un tema muy controversial ya que muchas personas estan fuertemente a favor y fuertemente en contra. Me parece un tema interesante y, a ser posible, me gustaria ver una entrada acerca de él.

    Un saludo,
    Marvin

    Responder

  2. Sin poner en duda lo perjudicial que es el tabaco, no creo que sea tan fácil prohibirlo como parece. A lo largo de la historia se ha prohibido el alcohol en varios países (la famosa ley seca) y no con muy buenos resultados: contrabando, mercado negro, fabricación casera e ilegal (y precisamente el licor que fabricaban era casero y podía ser peligroso).
    Así que veo difícil la prohibición del tabaco debido a los conflictos que se derivarían.
    En cuanto al principio de precaución, creo que es una medida razonable. El problema es que la prohibición de ciertos productos favorece a ciertos grupos o empresas que se deshacen de la competencia. Por este motivo, tienden a presionar e influenciar a los políticos para que apliquen el principio de precaución (como en los productos transgénicos, como bien dice Marvin).
    Así pues, el problema es tanto el uso excesivo del principio de precaución como la avaricia de las empresas por ganar más dinero (*ejem* capitalismo *ejem*) y la corruptibilidad de ciertos políticos que se dejan influenciar.
    Saludos,
    Sergio.

    Responder

    1. Yo no pido que se prohiba el tabaco. Los seres humanos somos lo suficientemente estúpidos como para matarnos entre nosotros por la prohibición de un producto perjudicial para nuestra salud (como ocurrió con la ley seca) y quedarnos de brazos cruzados cuando atropellan nuestros derechos.

      Lo que me parece increíble es que se prohiba el consumo directo de productos transgénicos, que no tienen ningún riesgo para la salud, y se permitan sin más otras cosas que sí han demostrado los riesgos.

      En cuanto al principio de precaución, no podemos olvidar que es inherentemente una decisión política, es decir, sometida a las presiones a las que tú te refieres. Lo que yo propongo es que sustituya por la asesoría científica. ¿Por qué? Pues porque la Ciencia está libre de esas presiones. ¿Por qué? Pues porque el experimento que haces tú, lo reproduzco yo. Si tú has cometido fraude, yo desvelaré ese fraude porque no obtendré los mismos resultados que tú. ¿Y si me “untan” a mí también? Bueno. Pues hay muchísimos científicos en el mundo dedicándose al mismo tipo de investigaciones como para sobornarlos a todos. Si un responsable político toma una decisión, esta es inapelable hasta las próximas elecciones. Si un científico presenta un informe, este nunca es inapelable. En cualquier momento puede haber alguien que haga el mismo estudio y eche por tierra sus conclusiones.

      Por eso digo que el principio de precaución es arbitrario y la asesoría científica no.

      Responder

  3. Lo más lógico y razonable sería establecer el comité científico que analíce los productos que consumimos y establezca restricciones y avisos en función de su nocividad con argumentos sólidos, no obstante en el mundo el porcentaje actual de gente con cierta base de entendimiento científico es menor que el de personas sin formación científica y educados por padres que recibieron gran influencia de los abuelos que en su época no contaban con todas las fuentes de información de las que ahora disponemos. Debido a ello y a la tendencia tradicionalista del ser humano mucha gente se mantiene en la ignorancia, desgraciadamente la mayor parte del mundo.
    Siendo como son los sistemas políticos actuales, los políticos no podrían permitirse el lujo de hacer algo razonable y beneficioso para todos (en cuanto a calidad de vida) ya que ellos se guían por la dictadura de mayorías y esas mayorías siguen los principios de Greenpeace y tienen un entendimiento del mundo como al que hiciste referencia en la entrada del blog “Creer o no creer”.
    Así pues, creo que la ciencia cobrará mucha fuerza en un par de generaciones donde la mayor parte de gente, si hay suerte y no surgen inconvenientes, tenga una formación básica medianamente aceptable, ahí es cuando se verán cosas como el comité Científico gestionando los temas relacionados con la ciencia, obviamente, y con el bienestar y salud públicos.
    A no ser que pase lo mismo que en la película “Idiocracia” que a mi parecer es algo relativamente probable.

    Responder

    1. Ojalá se cumpla lo que anuncias en tu penúltimo párrafo, pero no soy muy optimista. la LOMCE no favorece precisamente el pensamiento crítico, y las agresiones al intelecto se producen constantemente desde la televisión o incluso desde internet. ¿Te sorprendería saber que en internet hay grupos que defienden seriamente que la Tierra es plana.

      Bueno, pues eso.

      Responder

  4. Mientras viajaba por el anárquico mar que esta echo Internet he caído aquí y bueno no me he podido resistir comentar el post.

    En mi vida entre otras cosas he trabajado en la agricultura, os contare mi experiencia.. arboles mas resistentes a los que no les afectan las plagas, que luego producen el doble con una fruta sabrosa y de textura orgásmica. El cultivo viene a deshora, es decir, solo por esto ya da unos ingresos mucho mayores (esto es provocado a que las frutas almacenadas en las cámara tienen mucho que envidiar a los mutantes cultivos transgénicos). Y si, lo se.. todo esto suena como una gran panacea, pero es mi experiencia y esta dice mas que mil palabras.

    Por ahora he comido estos alimentos habitualmente y no me ha salido ninguna mano en la barriga ni nada por el estilo, sigo con buena salud. Pero que bueno, yo pienso que no hay que ser tan quisquilloso, vivir en una jaula de faraday para evitar los campos electromagnéticos es una exageración parecida a la que hace el consejo europeo con estos peligrosos productos que afectan tan gravemente a la salud. . en fin… como dijo Russell “Los científicos se esfuerzan por hacer posible lo imposible. Los políticos por hacer imposible lo posible”

    Y podría pasarme la noche flamenado sobre los políticos pero estoy vago de conectarme a un proxy Sirio, hoy en día si hablo mas de la cuenta en nada me vienen los agentes de la autoridad a casa y no para darme los buenos días, viva la libertad de expresión!

    Mi conclusión es muy simple..yo pienso que el consejo europeo es un riesgo grave para la salud y los productos mutantes deberían de comérselos.

    un saludo 🙂

    Responder

  5. Para quien sufra de manos frías este invierno: https://www.youtube.com/watch?v=ExL8TL5Kg0c , a ver quien sabe explicar que ocurre, comprobado por mi, se calienta bastante y yo ya los he visto en “tiger”. Una vez que haces que se produzca la reacción y se caliente, dura unos 10 min dando calor, luego tienes que introducirlo en agua hirviendo para poder volver a utilizarlo. + 0,25 en el siguiente examen para el primero 🙂

    Responder

Deja un comentario